En nuestro centro evaluamos a los pacientes con insuficiencia renal cronica (que requieren o no dialisis) y realizamos la prescripcion de una dieta adecuada para cada uno de ellos.

Nutrición pre-dialisis:

Para evitar el aumento de desechos en sangre y retrasar el deterioro de la función renal sin desnutrirnos es importante elegir nuestros alimentos.

Debemos poner atención en:

  • Comer pocas proteínas: solo las necesarias para mantener mi salud.
  • Reducir la sal
  • Beber abundante líquido

Nutrición en Hemodialisis:

Tengo que evitar acumular desechos en sangre entre sesiones de dialisis,  y ademas cuidar mi estado de nutrición.

Debemos poner atención en:

  • No ganar peso entre sesiones, para ello debo restringir líquidos según cantidad de orina.
  • Se puede ingerir un poco más de proteínas que antes de comenzar a realizar dialisis. Pero siempre de manera moderada para asi evitar los aumentos en sangre de urea (que es una de las toxinas de la insuficiencia renal) y otras toxinas, que son las que nos hacen sentir mal cuando se acumulan, y de fosforo, que a largo plazo produce enfermedad de los huesos si sus valores se mantienen elevados. La carne (roja o blaca) es una de las princpales fuentes de urea y fosforo para el organismo.
  • Reducir la ingesta de sal, para no tener sed en exceso, que nos haria tomar mas liquido y acumular mas peso entre sesiones de dialisis, y para controlar la presion arterial.
  • Controlar alimentos que contienen fosforo y potasio.

Algunos consejos:

Controlar la cantidad de proteínas: porque someten al riñón a un excesivo trabajo, pero son necesarias para estar bien nutridos.

Los alimentos con alto contenido de proteínas son: carnes (rojas y blancas), lácteos, huevos y fiambres.

Reducir el potasio: ya que si se acumula en sangre puede provocar alteraciones del corazón.

Los alimentos ricos en potasio son frutas, verduras, legumbres, caldos y jugos naturales.

Controlar la ingesta de alimentos con fósforo: porque un alto nivel con el tiempo provoca problemas en los huesos

Los alimentos con alto contenido de fósforo son productos integrales, lácteos, carnes,  productos secos y gaseosas tipo cola.

Restringir el aporte de sal y de líquidos: cuando se ingresa a hemodiálisis se disminuye la diuresis (se orina poco o nada), entonces podemos beber líquido en función de la cantidad que se orine diariamente. (500cc + la cantidad que se orine o 750cc por día si no se orina nada)

Todas estas indicaciones deben ser personalizadas por un profesional experto en nutrición.