Un acceso vascular es el sitio del cuerpo a través de donde se realiza la conexión a la maquina de diálisis. Se realiza mediante una corta cirugía, por lo general con anestesia local, en la cual se prepara una vena del cuerpo para ser apta para punzar luego en las sucesivas sesiones de hemodiálisis.

Hay tres tipos principales de acceso vascular para hemodiálisis:

Fístula: una arteria del antebrazo o brazo se une a una vena cercana. Así la vena engrosa con el tiempo sus paredes y aumenta su flujo de sangre, y se vuelve mas resistente para poder ser punzada para realizar diálisis. Las fistulas tardan luego de realizadas minimo un periodo de un mes en poder estar listas para su uso (a esto se le llama “maduracion de la fistula”). Luego de realizada el paciente puede hacer vida normal, y puede estar mucho tiempo con la fístula hecha sin necesidad aun de realizar diálisis, pero el tenerla hecha nos da la tranquilad de que, en caso de requerir iniciar el tratamiento de diálisis, ya tendremos una fistula madura a través de donde realizarla.

Prótesis vascular: se unen una arteria y una vena del brazo por medio de un tubo de material sintetico  debajo la piel. Esto se realiza cuando la calidad de las venas del paciente no es la adecuada como para realizar una fistula. Un acceso vascular con protesis puede estar listo para usarse en 3 a 6 semanas.

Catéter venoso central: un tubo de plástico flexible (catéter) se coloca en una vena del cuello, el tórax o la ingle. Desde allí, el tubo va a una vena central que conduce al corazón, y a través de este catéter se realiza la conexión a la maquina de diálisis. Un catéter venoso central está listo para usarse de inmediato. Pueden ser transitorios (hasta que madure una fístula o prótesis vascular o se solucione algún inconveniente de la fístula o prótesis) o permanente en caso de pacientes que ya no tienen posibilidad de hacerse fístula o prótesis por mala calidad de las venas.

Es importante recalcar que cualquier tipo de acceso vascular tiene una vida util y no duran  para siempre, por loo que evaluamos permanentemente su funcionamiento en nuestros pacientes de hemodiálisis.

Como cuidarlo:

Apenas salga del hospital

Se puede presentar un poco de enrojecimiento o hinchazón en el sitio de acceso durante los primeros días. Si usted tiene una fístula o una protesis:

  • Mantenga el brazo levantado sobre almohadas y mantenga el codo recto para reducir la hinchazón.
  • Puede utilizar el brazo al regresar a casa después de la cirugía, pero NO levante peso.

Cuidado del apósito (vendaje):

  • Si tiene una prótesis o una fístula, mantenga el vendaje seco durante los primeros dos días. Puede bañarse o ducharse como de costumbre una vez que le retiren el vendaje.
  • Si tiene un catéter venoso central, debe mantener el vendaje seco en todo momento. Cúbralo con plástico cuando se duche. NO tome baños en tinas, ni vaya a nadar, ni se sumerja. NO deje que nadie le saque sangre de su catéter.

Problemas con los que hay que tener cuidado

Los injertos y los catéteres son más propensos que las fístulas a infectarse. Los signos de infección son enrojecimiento, hinchazón, dolor, sensibilidad, calor, pus alrededor del sitio y fiebre.

Se pueden formar coágulos de sangre que bloqueen la circulación de la sangre a través del sitio del acceso. Las prótesis vasculares y los catéteres son más propensos que las fístulas a coagularse.

Los vasos sanguíneos del injerto o la fístula pueden estrecharse y disminuir la circulación de la sangre a través del acceso, lo cual se denomina estenosis.

Cuidado diario de su acceso vascular

Seguir estas pautas le ayudará a evitar infecciones, coágulos sanguíneos y otros problemas con su acceso vascular.

  • Siempre lávese las manos con jabón y agua caliente antes y después de tocar su acceso. Lávese el brazo y limpie el área alrededor del acceso con jabón antes de cada sesión de diálisis.
  • Revise el pulso (también llamado frémito) en su acceso todos los días. Su técnico o médico le mostrará cómo hacerlo.
  • NO deje que nadie le tome la presión arterial, le ponga una vía intravenosa o le saque sangre del brazo donde está el acceso.
  • NO deje que nadie le saque sangre de su catéter venoso central.
  • NO duerma sobre el brazo que tiene el acceso.
  • NO cargue peso con el brazo del acceso.
  • NO use reloj, joyas ni ropa ajustada sobre el sitio del acceso.
  • Tenga cuidado de no golpear ni cortar su acceso.
  • Utilice su acceso solamente para la diálisis.

Cuándo llamar al médico

Avise a su médico inmediatamente si nota alguno de los siguientes problemas:

  • Sangrado del sitio de acceso vascular.
  • Signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón, dolor, sensibilidad, calor o pus alrededor del sitio.
  • Fiebre.
  • El pulso (frémito) en el injerto o la fístula disminuye o no se siente en absoluto.
  • El brazo donde se colocó el catéter se hincha y la mano de ese lado se siente fría.
  • Su mano se pone fría, insensible o débil.